Hoteles espaciales

Llegan los hoteles espaciales

3 julio 2009

Llegan los hoteles espaciales

Ya está en marcha la construcción de los primeros hoteles espaciales, y está en manos de iniciativas privadas. Desde el primer hotel en la luna, ideado por el arquitecto alemán Hans Jurgen Rombaut, egresado de la Acdemia de arquitectura de Rotterdam (Holanda), y miembro de WATG, el grupo que creara el Aeroscraft. Rombaut planea construir dos torres de 160m de altura, ligeramente inclinadas, en la superficie lunar. Para la fachada, se emplearía roca lunar y algunas capas de agua, que servirían como aislantes. Dentro de las torres, se alojarían cápsulas con forma de lágrima que cumplirían la función de habitación y medio de transporte.

Dichas cápsulas se asemejan en concepto a las Galactic Suites que ideara el arquitecto catalán Xavier Claramunt, quien diseñó cápsulas de 7m de largo y 4m de ancho, que se acoplarían a un trasbordador espacial y que luego se soltarían en el espacio, formando un racimo de 22, donde cada una cumpliría un propósito diferente. Están dispuestas en torno a un módulo central y posee un gran ventanal para contemplar el exterior. Estas habitaciones no contienen líneas rectas ni ángulos, el viajero flota libremente por ellas, y puede acoplarse a unas protuberancias que poseen, para comer, dormir o contemplar el paisaje.

El concepto de Galactic Suite se inspira en la naturaleza y en los crecimientos básicos, por eso adoptaron la idea del racimo de uvas. Este diseño cambia los parámetros habitacionales usuales, permitiendo total libertad, sin orientación espacial. Para el montaje del hotel, se emplearían trasbordadores espaciales, que permitiría llevar hasta tres habitaciones por vuelo. Este proyecto todavía no cuenta con el financiamiento necesario para llevarlo a la práctica.

La idea de los hoteles espaciales está en marcha:

El proyecto del CSS Skywalker, de la Bigelow Aerospace, ya está en marcha. Se trata de una estación espacial que tiene un modelo orbitando la tierra a más de 500kmde altura, y que costó unos 370 millones de euros. Este modelo es el Geminis I, que cuenta con un sistema de acoplamiento con astronaves para carga y descarga de pasajeros y que sería el piloto de los hoteles espaciales.

El módulo posee placas solares para la generación de energía. Ocupa un volumen de mil quinientos metros cúbicos y pesa cien toneladas. Se planea que para el 2015, esté en condiciones de ser habitado.

El Geminis I es un módulo hinchable, compuesto por fibra de carbono, capaz de resistir los impactos de la basura espacial y algún micrometeorito.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen