Restaurante Fabbrica

Industrial y romántico: una singular combinación del restaurante Fabbrica

30 agosto 2011

 

Luego del éxito de la obra del restaurant Praq, el equipo de arquitectos tjep recibió otra propuesta en 2006, para diseñar el interior de un restaurante en el puerto de Rotterdam, justo en medio de los barcos y las grúas. El nuevo restaurante de cocina italiana pasaría a llamarse Fabbrica.

El grupo de diseñadores holandeses se basó en la idea de crear un ambiente que emulara a la cantina de una fábrica, pero una cantina muy especial, con elementos románticos, creando de este modo un espacio totalmente original. Cada detalle combina la robustez de lo industrial con la suavidad de los colores y los elementos decorativos.

El sitio favorito de los clientes es una estructura que se encuentra en  medio del salón, con mesas y sillas que simulan el vagón de un tren. Como en la cantina de una fábrica, en el restaurante encontrarás largas mesas y bancos, que además exhiben los colores típicos de una tienda de helados italiana: rosado y verde pistacho.

El horno a leña, donde se hacen las pizzas, se encuentra encima de un tanque enorme, recubierto con mosaicos italianos. En una de las paredes, una improvisada repisa con elementos metálicos de una grúa de puerto sirve para guardar la leña del horno.

La estructura del edificio que ocupa el restaurante fue mantenida en su estado original, conservando el carácter industrial de un almacén portuario del siglo XIX. Por ejemplo, las paredes no sufrieron ninguna intervención, y en un sector se colocaron largos paneles de vidrio que exhiben figuras y patrones de estilo italiano. El resultado es un complejo juego de luces y sombras, donde los diseños del vidrio parecen flotar en la pared.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen