Arquitectura de la civilización micénica

Arquitectura de la civilización micénica

16 marzo 2009

Arquitectura de la civilización micénica

La civilización micénica, es previa a la civilización helénica, y obtiene su nombe de la ciudad de Micenas, ubicada en el Peloponeso, en la llanura de Argos. Esta civilización precede a la minoica.

Los restos arqueológicos más conocidos de esta civilización son los enterramientos conocidos como Círculo A de tumbas. Consisten en tumbas, ubicadas en las afueras de las ciudades, de fosa o de pozo, señaladas con estelas clavadas en el terreno, rodeadas por muros circulares.

También están los dromos, tumbas precedidas por un largo corredor, con cámara circular al fondo (tholos), cubiertas por una bóveda falsa. De estas, las principales son: las de Micenas, entre las que sobresale el Tesoro de Atreo, construida con sillería.

Las ciudades micénicas conservadas, poseen elementos en común: ubicadas sobre una elevación en el terreno, principalmente una colina, con la residencia principesca, erigida sobre la parte más elevada o acrópolis.

Está además el templo amurallado con grandes bloques de piedra sin tallar, conocido como muro ciclópeo, debido a la creencia de que los cíclopes fueran sus autores. El acceso se realizaba mediante rampas, y las entradas eran monumentales, alternando con otros accesos protegidos con torres.

Las ciudades mejor conservadas son Micenas, Tirinto y Pilos. En Micenas está la Puerta de los Leones, fabricada con grandes sillares de piedra y coronada por un dintel que posee un vano triangular, para alivianar el peso, rematado por un relieve de leones rampantes.

En Tirinto encontramos las fortificaciones que bordean la acrópolis, rodeadas con otra serie de murallas. El acceso se jace mediante una entrada gigante, conocida como propileos, que flanquea la entrada al palacio que se encuentra sobre la base del megarón.

Características de la arquitectura de la civilización micénica:

La arquitectura micénica se identifica con las construcciones ciclópeas, como las murallas, las tumbas de corredor. Las murallas poseían entradas adinteladas de gran magnitud, que podían estar decoradas.

Las tumbas se desarrollan según el modelo mediterráneo, con un largo corredor y una cámara principal de planta circular, cubierta por bóveda falsa. La cámara principal comunica con una cámara secundaria, de planta rectangular.

Los centros de poder de la civilización micénica son diferentes que los minoicos, condicionados por el territorio. Existe una serie de elementos caracterísitcos de esta arquitectura. Las ciudades minoicas eran abiertas, con valorización de la ornamentación.

En cambio los micénicos construyeron ciudades fuertemente amuralladas. Frente al eje axial de las ciudades minoicas, los micénicos distribuyen perimentralmente sus construcciones. Localizaron sus emplazamientos en cerros fáciles de defender, rodeados por valles fértiles. El palacio real (wanax) dominaba la parte alta de las ciudades, y se accedía al mismo por una serie de escaleras y rampas.

Emplearon igual que los minooicos, muros de mampostería estucados, y columnas. Los pisos eran de piedra o tierra batida, emplearon las pinturas en la decoración de las paredes. Utilizaron baños y servicios anexados a las habitaciones.

Hay (2) comentarios:

  1. javiwiiii

    30 de junio de 2010

    oo wena ta buena qe bkn de aonde pag.reculiaaaaaa

    Like or Dislike: Thumb up 3 Thumb down 3

  2. Dianita Akino

    5 de septiembre de 2011

    Geniall…!!!! solo q xfis pongan referencia bibliografica….
    😀
    jejeje m salvo la vida XD

    Exelente…!!!

    Like or Dislike: Thumb up 4 Thumb down 1

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen